EL CAMINO CORRECTO

De a poco se comienza a romper el dique. Ese que nos ha mostrado históricamente el respeto por las tradiciones como un valor cultural que define, positivamente, a una sociedad. Es importante, en todo ámbito derribar estos sesgos y llevarlos, viablemente, hacia un crecimiento, avance, mejoría acorde a los tiempos y respeto por el entorno y medio ambiente.

En este contexto y para finalizar el año, muchas comunas a lo largo de todo Chile se han adherido y han dado un paso al costado con las celebraciones del tipo pirotécnicas en sus fiestas de año nuevo argumentando, transversalmente, la consideración, respeto y empatía por los animales que atrofian todos sus sentidos con los potentes ruidos de estos explosivos, como también el respeto por nuestro medio ambiente, debido a los altos índices de contaminación y residuos de las bombas que quedan suspendidos en  el aire y que son arrastrados por el viento.

Destacan comunas como La Florida, La Cisterna, Tal Tal, Calama, Puente Alto, Providencia y Cerro Navia, entre otras, quienes han cancelado en su totalidad las celebraciones de fin de año con fuegos de artificio tomando conciencia con el medio ambiente y las mascotas que habitan las respectivas comunas. Es sabido que los fuegos de artificio generan taquicardia, temblores, falta de aire, aturdimiento, náuseas, sensación de irrealidad, pérdida de control, miedo e incluso la muerte en animales como aves, perros, gatos y caballos.

 

Por otro lado, hay comunas que han decidido mantener sus celebraciones con pirotecnia, sin embargo, han presentado cambios y mejoras respecto de años anteriores en cuanto a cuidado por el medio ambiente y entorno se refiere.

La fiesta que se organiza en la Torre Entel en plena alameda, concentra uno de los puntos mayores de público, bordeando casi el medio millón de asistentes. Los organizadores del evento, este año han considerado varios cambios respecto de años anteriores en pos de mitigar los efectos del artificio en el medio ambiente.

“Va a ser un ‘evento carbono neutral’. Vamos a medir cuántas son las emisiones que se generen con los fuegos artificiales y, posteriormente, se va a compensar esa cantidad de toneladas de emisión con la compra de bonos de carbono. Es un elemento distinto y novedoso respecto de años anteriores”, señalaron desde la gerencia de comunicaciones de Entel.

Valparaíso, acaso la fiesta popular y masiva de fin de año a nivel local por excelencia, va incluir este año un novedoso sistema conocido como “Bombas Fantasmas”, que buscan disminuir el impacto sonoro y de luces que generan en los animales. Son instrumentos especiales que disminuyen los decibeles de los fuegos de artificio.

En Valparaíso se lanzarán 54 de estas bombas cada tres puntos de lanzamiento, media hora antes del show principal. A su vez, la Municipalidad de Iquique incorporará por primera vez la explosión de bombas Green Star, cuya novedad es la de desestresar a las mascotas a través de decibeles especiales. Estas serán lanzadas 15 minutos antes del evento, en un intervalo de cinco minutos, junto con bombas de color, para que las mascotas se adapten al estruendo, mitigando efectos como taquicardia, ansiedad y estrés.

Como ves, la sociedad ha hecho sentir la presencia de nuestros amigos animales y, además, comenzar a romper el dique, como señalábamos al comienzo de esta nota, y llegar hasta la autoridad para generar cambios reales. Y desde nuestra iniciativa, en lo esencial y directo, podemos poner en marcha nuestro aporte, evitando usar confetis y todo tipo de derivados que no aportan al cuidado y preservación del medio ambiente. Ese es el camino.

 

¡Feliz año 2019 te desea todo el equipo ReRecicla!

Deja un comentario